Beneficios y propiedades de la carne

Publicada en Publicada en noticias

La carne, sea del tipo y origen que sean, contienen proteínas, minerales, vitaminas, agua y grasas.

En este sentido, las proteínas que contiene la carne son de alto valor biológico, dado que contienen una interesantísima y buena presencia de los ocho aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente.

No obstante, la grasa de la carne animal tiende a ser rica en colesterol y ácidos grasos saturados.

A pesar de ello, puede distinguirse entre carnes magras y grasas, dependiendo de su contenido en grasas.

La carne, sea del tipo y origen que sean, contienen proteínas, minerales, vitaminas, agua y grasas.

En este sentido, las proteínas que contiene la carne son de alto valor biológico, dado que contienen una interesantísima y buena presencia de los ocho aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente.

No obstante, la grasa de la carne animal tiende a ser rica en colesterol y ácidos grasos saturados.

A pesar de ello, puede distinguirse entre carnes magras y grasas, dependiendo de su contenido en grasas.

Eso sí, se debe tener en cuenta que la carne en general, y particularmente las vísceras, contienen purinas, que nuestro metabolismo convierte en ácido úrico, que tal y como te expusimos en nuestro artículo sobre el ácido úrico alto, en exceso puede provocar la aparición de la gota o de enfermedades renales.

No obstante, no hay duda que la carne es un alimento sumamente nutricional en lo que se refiere a los diferentes nutrientes que nos aporta su consumo. De hecho, la carne es, junto con el pescado y los huevos, los productos alimenticios que nos proporcionan una mayor cantidad de proteínas.

Proteínas: en torno a un 20%.
Grasa: la mayor parte de esta grasa es saturada. Representa entre un 15 y un 20% de la carne.
Vitaminas: destacan sobretodo las vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B12. también la carne de vacuno joven es rica en vitamina B2.
Minerales: destacan minerales como el zinc, selenio, yodo y fósforo.
Agua: teniendo en cuenta que la grasa representa entre un 15 y un 20% de la carne, el resto es agua.
Calorías: dependerá de su cocción. Por ejemplo, si la carne es frita o rebozada, aportará en torno a unas 220 calorías por cada 100 gramos.
La carne es sumamente rica en proteínas. no en vano, cerca del 20% de la carne es proteína, las cuales son ciertamente indispensables para las defensas, el crecimiento y la regeneración de los tejidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *